• (CNN) — Los investigadores de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte dijeron este martes que las pruebas muestran que faltaban cuatro pernos que sujetan el tapón de la puerta en su lugar en el Boeing 737 Max 9 en el momento del accidente del mes pasado en el vuelo 1282 de Alaska Airlines.
  • El nuevo hallazgo demoledor de los investigadores federales se produce un mes y un día después del incidente del 5 de enero que desencadenó una inmovilización de emergencia de 19 días de todos los Max 9, y reavivó el escrutinio de Boeing después de los accidentes mortales de Max 8 de 2018 y 2019.
  • Boeing reconoció su responsabilidad en el estallido en un comunicado emitido después del informe de la NTSB y dijo que está trabajando para asegurarse de que incidentes como este no vuelvan a ocurrir.
  • «Independientemente de las conclusiones finales a las que se llegue, Boeing es responsable de lo sucedido», dijo el CEO de Boeing, Dave Calhoun, en un comunicado. «Un suceso como éste no debe ocurrir en un avión que salga de nuestra fábrica. Simplemente debemos hacerlo mejor para nuestros clientes y sus pasajeros».
  • Boeing dijo que estaba tomando nuevas medidas para mejorar la forma en que fabrica los aviones 737 Max 9. Esto incluye más inspecciones, dar a los equipos de 737 más tiempo «para centrarse en e implementar mejoras de calidad», y traer a expertos en seguridad externos para evaluar sus operaciones.
  • Las pruebas apuntan a la falta de tornillos
  • En su informe preliminar de 19 páginas publicado el martes, los investigadores de la NTSB incluyeron observaciones de un desmontaje en laboratorio del tapón de la puerta del Alaska 1282, que cayó a 16.000 pies en un patio trasero de Oregon. Según el informe, la ausencia de daños en el tapón en el lugar donde se suponía que los pernos debían fijarlo al fuselaje del avión apuntaba a la conclusión de que faltaban los pernos en el momento del vuelo.

Please follow and like us:
Facebook
Instagram
×

 

Hola!

Gracias por contactarnos,

en que podemos ayudarte?

×