Entretenimiento

Volviste a mi,

El pulso se me aceleraba y un calor indescriptible subía
a mis mejillas, solamente bastaba escuchar tu taconear para que todos mis sentidos se embotasen y no supiera ya cual era mi lugar en el mundo.
Antes de que entraras ya me imaginaba con ojos semi cerrados como lucirías aquella mañana.
Sabía… ¡Claro que sabía!… que tu cabello lacio, corto se movería al unísono con tu cuerpo y solamente aquel mechón rebelde en tu frente acompañaría, de una manera particular, tu sonrisa de cada día; la cual sería el marco perfecto para tus ojos negros.

Aquellos que me acompañaban cada noche.
Adivinaba con certeza que tu primer mirada al atravesar el umbral iba a ser para mi. Y no me equivoqué aquella mañana, ni ninguna mañana. ..y con cada comienzo del día renacía el amor hacia vos, joven, intenso, desbocado, loco.
Parece mentira que ya ha pasado una vida y nunca pudimos estar juntos, soñé contigo mil y una vez, escribí tu nombre en cada hojita de papel que se cruzaba en mi camino, y murmuré tu nombre al viento cuando éste acariciaba mi cara en mis interminables travesías de cada día.

Y te soñé y te volví a soñar y el último día de clases… desapareciste de mi vida y tu sonrisa quedó grabada en mi para siempre. Recuerdo como se partió mi corazón cuando apareció aquel hombre extraño, te abrazó y te llevó consigo a su auto y vos te fuiste feliz, contenta, abrazada a él y ni siquiera te diste vuelta para saber como me sentía, o como yo estaba aguantando el embate del dolor que en un segundo hizo añicos mis sentimientos. Te fuiste y allí quedé en la vereda, parado, solo y sintiendo a mis lágrimas caer, no a la misma velocidad con que partiste, sino lentamente al igual que el sereno en noches de invierno.
Nada salió de mi boca, ni siquiera una despedida, un adiós… nada…y miles de preguntas se agolparon en mi mente ¿Por que no pudiste amarme ? ¿Por que lo elegiste a él?… …¿Que será de mi ahora?
Y allí se quedó mi amor… joven, intenso, desbocado, loco, titilante. Tan titilante como la luz que producían los bichitos de luz, aquellos que yo tenía guardados en un bollón de plástico en la cartera y que había juntado la noche antes con el solo fin de regalártelos a vos como prueba de mi amor, amada maestra de cuarto año.

 

Comments
  1. marianela

    5 años ago

    Que hermoso!!! Realmente hacia tiempo no leía nada parecido….una lectura que te haga ver y sentir a la par del personaje…

    • Buby Aguirre

      5 años ago

      Muchas gracias Marianela, no podría haber recibido mejores palabras para comenzar el día. Me alegra que te haya gustado, aprecio mucho tu tiempo por leer y comentar, te mando un abrazo grande.

  2. Susana Gonzalez

    5 años ago

    Hermosisimo!

    • Buby Aguirre

      5 años ago

      Muchas gracias Susana. Me alegra enormemente saber que te haya gustado. Abrazo grande para vos.

0Shares