--:--
--:--
  • cover
    Isidro López

La política migratoria de Texas, que desde 2017 prohíbe las Ciudades Santuario, ha llevado a que Abbott llene autobuses con migrantes indocumentados y los mande a ciudades como Nueva York o Chicago.

El Gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció en su cuenta de Twitter que hasta el 28 de noviembre su gobierno ha enviado más de 13,500 migrantes a Ciudades Santuario y que «están aliviando a las comunidades afectadas por la política de fronteras abiertas del Presidente Joe Biden».
Entre las ciudades que figuran como destinos están Washington D.C., con 8,400; Nueva York, 3,900; Chicago, 1200 y Filadelfia, 160. Cabe recordar que en 2017 Abbott ratificó un Proyecto de Ley Estatal que prohíbe las Ciudades Santuario en el estado fronterizo que gobierna.

¿Qué es una Ciudad Santuario?
Aunque no es un término legal, en este tipo de ciudades se busca proteger a los inmigrantes indocumentados de deportaciones o arrestos. En términos prácticos, en los lugares donde se aplica las policías locales pueden limitar su colaboración con las autoridades federales de inmigración.
Por ejemplo, cuando alguna persona que resida en dichas ciudades al entrar en contacto con la policía no es cuestionado sobre su estatus migratorio. Esto les permite llevar una vida “normal”, acudir a servicios médicos o presentar algún tipo de denuncia sin temor a ser arrestados y luego deportados.

Please follow and like us:
Facebook
Instagram
×

 

Hola!

Gracias por contactarnos,

en que podemos ayudarte?

×