Actualidad

Rusia intensifica asedio sobre Kiev; intentan negociaciones

El Diario Las Americas destaca hoy que: Las fuerzas rusas continuaron el lunes con su dura campaña para capturar la capital de Ucrania, mientras la gente en otras localidades asediadas miraba expectante a las nuevas reuniones con Moscú con la esperanza de que pudieran abrir más rutas para evacuar civiles y llevarles suministros de emergencia.

Al día siguiente de escalar su ofensiva con ataques cerca de la frontera polaca, los combates continuaron a las afueras de Kiev. Autoridades ucranianas informaron de ataques de artillería rusa contra suburbios de la capital, un importante objetivo político y estratégico para la invasión, que comenzaba su 19no día.

Las alarmas antiaéreas sonaron en ciudades y pueblos de todo el país durante la noche, desde la frontera con Rusia al este a los Cárpatos en el oeste. Un concejal de Brovary, al este de Kiev, murió en los combates en la zona. Dos personas murieron por fuego de artillería contra un edificio de apartamentos en un distrito en el norte de la capital, según el asesor del Ministerio de Asuntos Internos Anton Gerashchenko.

También cayeron proyectiles en las localidades de Irpín, Bucha y Hostomel, que han visto algunos de los peores combates dentro de los infructuosos esfuerzos de Rusia por tomar Kiev, según dijo en la televisión ucraniana el administrador jefe de la región, Oleksiy Kuleba.

Se esperaba que el lunes hubiera una cuarta ronda de conversaciones por videoconferencia entre funcionarios rusos y ucranianos para abordar la entrega de ayuda a ciudades y pueblos bajo ataque, entre otros asuntos, según dijo el asesor presidencial ucraniano Mykhailo Podolyak.

La cercada ciudad de Mariúpol, en el sur, y donde la guerra ha provocado algunos de los peores episodios de sufrimiento, sigue aislada pese a las conversaciones anteriores sobre caravanas de ayuda o de evacuación.

Las esperanzas de progresos llegaron al día siguiente de que misiles rusos impactaran contra una base militar del oeste de Ucrania crucial para la cooperación entre Kiev y los países de la OTAN que ayudan a su defensa.

En el ataque murieron 35 personas, según las autoridades ucranianas. La ubicación de la base, cerca de la frontera polaca, elevó la posibilidad de que la alianza se vea arrastrada a participar en la guerra, y estuvo cargado de simbolismo en un conflicto que ha revivido añejas rivalidades de la Guerra Fría y amenaza con reescribir el orden global de seguridad actual.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, lo llamó un “día negro” y nuevamente instó a los líderes de la OTAN a establecer una zona de restricción aérea sobre el país, un pedido que Occidente ha dicho que podría provocar que la guerra se convierta en una confrontación nuclear.

“Si no cierran nuestro cielo, es sólo cuestión de tiempo para que los misiles rusos caigan en su territorio, en territorio de la OTAN. En las casas de los ciudadanos de países de la OTAN”, declaró Zelenski. El mandatario instó al presidente de Rusia, Vladimir Putin, a reunirse directamente con él, una petición que no ha obtenido respuesta del Kremlin.

Los ataques aéreos alcanzaron edificios residenciales cerca de la importante ciudad sureña de Mykolaiv, así como en la ciudad oriental de Járkov, y derribaron una torre de televisión en la región de Rivne, en el noroeste, según la presidencia ucraniana. Durante la noche se oyeron explosiones en torno al puerto de Jersón, junto al Mar Negro y ocupado por Rusia.

Tres ataques aéreos golpearon la ciudad norteña de Chernígov durante la noche y la mayoría de la ciudad estaba sin calefacción. Varias zonas llevaban días sin electricidad. Trabajadores de compañías eléctricas trataban de restaurar la energía, pero a menudo eran blanco de proyectiles.

El gobierno anunció planes de nuevos corredores humanitarios y de ayuda, aunque los ataques continuados han desbaratado esfuerzos similares en la última semana.

Pese a la dura ofensiva rusa por varios frentes, las tropas de Moscú no hicieron grandes avances en las 24 horas previas, según dijo el lunes por la mañana el Estado Mayor ucraniano. El Ministerio ruso de Defensa, en cambio, dijo que sus fuerzas habían avanzado 11 kilómetros (7 millas) y alcanzado cinco localidades al norte de Mariúpol.

0Shares