Radio Miami Color

NUEVA NORMA RESTRINGE EL INGRESO A LOS EE.UU. DE MUJERES EMBARAZADAS

Univisión Noticias destaca hoy que: “El gobierno de EEUU publicó este jueves en el Registro Federal (diario oficial estadounidense) una nueva norma que restringirá el ingreso al país de mujeres embarazadas con visas de no inmigrante, tipo B1/B2, con propósito de turismo o viajes de negocios.

La nueva norma explica que la modificación al reglamento de las visas B, para visitantes temporales por razones de turismo, establece que viajar a Estados Unidos con el objetivo principal de dar a luz para darle la ciudadanía estadounidense a su bebé “es una base inadmisible para la emisión” del documento de viaje.

En consecuencia, agrega, los funcionarios consulares “deberán denegar una visa de no inmigrante tipo B a un extranjero” si tiene “razones para creer que tiene la intención de viajar para este propósito principal”.

La publicación añade que el Departamento de Estado “no cree que visitar Estados Unidos con el propósito principal de obtener la ciudadanía estadounidense para un hijo, una actividad comúnmente referida como ‘turismo de maternidad’, sea una actividad legítima”.

El turismo de maternidad es un negocio rentable en Estados Unidos y el exterior. Empresas estadounidenses hacen publicidad y cobran hasta $80,000 por servicios que incluyen hotel y atención médica, reveló The Associated Press. Agrega que muchas mujeres rusas y chinas viajan a Estados Unidos para dar a luz. El país combate esa práctica desde antes de la llegada de Trump a la Casa Blanca.

Poderes adicionales

Abogados consultados por Univision Noticias dijeron que la nueva norma otorgará “una amplia discrecionalidad” a los cónsules, pero no explica detalladamente cómo utilizarán estos nuevos poderes.

“Tendrán mayor capacidad para negar un pedido de visa, si determinan que el extranjero no viene como turista al país, sino con el propósito de dar a luz”, dijo José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida.

Guerrero dijo además que “la duda es hasta dónde podrán utilizar esos poderes. El reglamento otorga más discreción a los cónsules para hacer sus determinaciones y determinar si el viaje de turismo de un extranjero es realmente por placer o utilizar la visa con un propósito diferente, como por ejemplo dar a luz y que el hijo se convierta en ciudadano estadounidense”.

La Enmienda 14 de la Constitución garantiza la ciudadanía estadounidense por nacimiento, sin tener en cuenta la ciudadanía de los padres.

Las mayores dudas por ahora “es cómo será aplicado este nuevo reglamento. No me sorprendería que esta nueva norma, como tantas otras dictadas por este gobierno, sea demandada en las cortes”, dijo Guerrero.

Comments

0Shares