Actualidad

EEUU enviará «sistemas de misiles avanzados» a Ucrania

La Voz de America (VOA) destaca hoy que: La decisión de enviar armas más avanzadas sigue a la renuencia anterior por parte de la administración Biden. El propio presidente dijo el lunes que Estados Unidos no enviaría cohetes “que puedan impactar en Rusia”.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el martes que decidió proporcionar a Ucrania “sistemas de misiles y municiones más avanzados” como parte de los esfuerzos para ayudar a Ucrania a luchar contra una invasión rusa ahora en su cuarto mes.

Biden escribió en un artículo de opinión en The New York Times que Estados Unidos ha ayudado a Ucrania con armas y municiones para reforzar su posición en el campo de batalla y, en última instancia, en las negociaciones de paz con Rusia.

“La agresión no provocada, el bombardeo de maternidades y centros culturales, y el desplazamiento forzado de millones de personas hacen de la guerra en Ucrania un problema moral profundo”, dijo Biden.

La decisión de enviar armas más avanzadas sigue a la renuencia anterior por parte de la administración Biden. El propio Biden dijo el lunes que Estados Unidos no enviaría cohetes “que puedan impactar en Rusia”.

Associated Press citó a altos funcionarios de la administración diciendo que el nuevo paquete de armas, que se detallará el miércoles, incluye misiles de mediano alcance que pueden viajar unos 70 kilómetros. Los funcionarios también dijeron que Ucrania había asegurado que sus fuerzas no dispararían proyectiles contra territorio ruso.

Biden escribió que no busca la guerra con Rusia

“Por mucho que no esté de acuerdo con Putin, y encuentre sus acciones un ultraje, Estados Unidos no intentará provocar su destitución en Moscú”, dijo Biden. “Mientras Estados Unidos o nuestros aliados no sean atacados, no participaremos directamente en este conflicto, ya sea enviando tropas estadounidenses a luchar en Ucrania o atacando a las fuerzas rusas. No estamos alentando ni permitiendo que Ucrania ataque más allá de sus fronteras”.

Rusia tomó el control de la mitad o más de la ciudad de Sievierodonetsk, en el este de Ucrania, que juega un papel fundamental en el intento de Moscú de capturar la región industrial de Donbas, reconocieron el martes el alcalde de la ciudad y un gobernador regional de Ucrania.

El gobernador regional de Luhansk, Serhiy Gaidai, dijo que después de días de feroces combates entre las tropas rusas y ucranianas, las fuerzas de Moscú controlan la mayor parte de la ciudad pero no la han rodeado.

Dijo en una publicación en línea que los intensos bombardeos rusos habían hecho imposible entregar suministros humanitarios o evacuar a las 13.000 personas que aún se refugian en la ciudad devastada que alguna vez tuvo una población de 100.000 habitantes.

El alcalde Oleksandr Striuk dijo a The Associated Press que las fuerzas rusas, en un “empuje frenético”, se habían apoderado de la mitad de la ciudad.

“Básicamente, la ciudad está siendo destruida sin piedad bloque por bloque”, dijo Striuk. Dijo que los intensos combates callejeros continúan junto con los bombardeos de artillería.

Mientras tanto, el jefe de política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, dijo el martes que un embargo de la UE sobre la mayoría de las importaciones de petróleo ruso significará que Rusia obtendrá “menos recursos, menos recursos financieros para alimentar la maquinaria de guerra”.

Borrell dijo que si bien la UE no puede impedir que Rusia venda a otros clientes, los países europeos eran su «cliente más importante» y tendrá que aceptar precios más bajos.

Los líderes de la UE acordaron el lunes por la noche prohibir dos tercios de las importaciones de petróleo ruso como parte de un acuerdo de compromiso para aumentar la presión sobre Moscú y tener en cuenta los efectos económicos en algunas naciones de la UE que dependen más de los suministros de petróleo ruso.

El embargo corta el suministro de petróleo ruso por mar, al tiempo que exime al petróleo importado a través de oleoductos.

Hungría, sin salida al mar, había amenazado con oponerse a las restricciones a las importaciones de petróleo, una medida que habría frustrado el esfuerzo que requiere el consenso de todos los miembros de la UE. El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, dijo que espera que los embajadores de la UE aprueben formalmente el embargo, que es parte de un paquete de sanciones más amplio, el miércoles.

Rusia respondió al embargo ampliando sus cortes de gas natural a Europa el martes, y Gazprom, de propiedad estatal, dijo que cortaría los suministros a varios países «antipáticos» que se han negado a satisfacer la demanda de Moscú de que se les pague en el rublo ruso.

Los líderes ucranianos han pedido durante mucho tiempo que se prohíban las importaciones de petróleo ruso para negarle a Rusia los ingresos que puede utilizar para impulsar su esfuerzo de guerra. El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, reiteró su llamamiento cuando habló con la Unión Europea el lunes.

Combinado con las promesas de países como Alemania de eliminar gradualmente sus importaciones de petróleo ruso, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo que el acuerdo «reducirá efectivamente alrededor del 90% de las importaciones de petróleo de Rusia a la UE para fin de año».

Otras partes del paquete de sanciones incluyen la congelación de activos y la prohibición de viajar de las personas, y la exclusión de los bancos más grandes de Rusia, Sberbank, del sistema de transferencia financiera global SWIFT. La Unión Europea también prohibió que tres emisoras estatales rusas distribuyan contenido en los países de la UE.

0Shares