Actualidad

Inflación se acelera al 7,5%, récord en cuatro décadas

El Diario Las Americas destaca hoy que: La inflación en Estados Unidos se ubicó en 7,5% en doce meses a enero, su mayor aceleración en 40 años, en tanto el aumento de precios del mes se mantuvo en el mismo nivel que en diciembre, y que por supuesto ya era sumamente alto.

En efecto, la tasa de inflación enero, mucho más alta de lo esperado por los analistas, fue de 0,6% respecto a diciembre, dato que sin embargo fue revisado al alza, según el índice de precios al consumidor (CPI) publicado este jueves por el Departamento de Trabajo.

El último dato de inflación a 12 meses tan elevado es de febrero de 1982. Durante 11 meses la administración de Joe Biden le restó importancia al tema y se concentró en aprobar sus planes de gastos sociales e infraestructura.

La inflación en el 2019, durante el gobierno del expresidente Donald Trump, fue de 2,2% y en el 2020 en plena pandemia y múltiples ayudas federales cerró diciembre en 1,3%.

El departamento de Trabajo atribuye esta nueva alza en especial a los precios de los alimentos, de la electricidad y de los alquileres.

En un año, los precios de la energía aumentaron 27%, en tanto los alimentos escalaron 7%.

Los alimentos aumentaron 0,9% en enero contra el 0,5% de diciembre, mientras que los de la energía subieron 0,9% aunque fueron en parte compensados por un retroceso en el precio de la gasolina y del gas natural, puntualizó el informe.

Los artículos de decoración y amoblado, los vehículos usados, la atención médica y la ropa figuran entre los rubros con mayor aumento en enero respecto a diciembre, precisa el informe.

Estados Unidos cerró 2021 con una inflación de 7.1%, su mayor nivel en 40 años.

La oposición y algunos economistas estiman que la inflación es la consecuencia directa de la política económica del presidente Joe Biden que hizo pasar en el Congreso un plan de urgencia gigantesco por 1,9 billones de dólares y de emprender severas medidas contra la industria del petróleo, lo que disparó el precio de los combustibles y regresó a EEUU a la dependencia energétia exterior.

La subida de precios es el resultado de esa nefasta política, con una escasez enorme de mano de obra, componentes electrónicos y materias primas, además de una combinación de factores ligados a la pandemia, otra de las promesas incumplidas de Biden.

Brian Deese, consejero económico de Joe Biden, repetía el miércoles que la creciente inflación era «un fenómeno mundial», la típica justificación frente al caos creado en la economía estadounidense por la administración Biden.

0Shares