Actualidad

Encuestas muestran a los estadounidenses inconformes sobre el estado del país

La Voz de America (VOA) destaca hoy que: Dos encuestas recientes muestran que en Estados Unidos la confianza en las principales instituciones ha caído a mínimos históricos.

Menos ciudadanos informan estar extremadamente orgullosos de su país que en cualquier momento en los últimos 20 años, de acuerdo a encuestas recientes.

Dos encuestas realizadas por la organización Gallup, muestran una imagen de un país que parece haber perdido parte de su confianza no solo en instituciones específicas sino en sí mismo en general.

La primera de las encuestas, publicada la semana pasada, encontró que solo el 38% de los encuestados informaron sentirse «extremadamente orgullosos» de ser estadounidenses. Eso es un 5% menos que hace un año y 20 puntos porcentuales menos que en 2009, cuando el 58% se describió a sí mismo como extremadamente orgulloso. Tan recientemente como en 2003, el porcentaje alcanzó el 70%.

Sin embargo, un 27% adicional de los encuestados actuales informaron estar “muy orgullosos” de su país, lo que significa que, en total, el 65% de los encuestados tenían sentimientos significativamente positivos acerca de ser estadounidenses. Aún así, esa cifra se redujo considerablemente con respecto a las mediciones anteriores. En 2004, por ejemplo, el porcentaje combinado de estadounidenses que informaron estar «extremadamente» o «muy» orgullosos de su ciudadanía fue del 91%.

Diferencias partidistas

De acuerdo con los datos de Gallup, los republicanos han informado consistentemente sentimientos de extremo orgullo por su país en tasas más altas que los demócratas y los independientes. Ese siguió siendo el caso en esta encuesta, con el 58% de los republicanos indicando un orgullo extremo, el 34% de los independientes y solo el 26% de los demócratas.

Los demócratas en la encuesta de este año estaban por encima de su nivel más bajo, 22%, que se registró en 2019. Pero tanto republicanos como independientes informaron orgullo extremo en el nivel más bajo en los 21 años que Gallup ha estado haciendo la pregunta.

En general, los hombres eran más propensos que las mujeres a reportar sentirse extremadamente o muy orgullosos de ser estadounidenses, por un margen de 72% a 60%. La respuesta también fue significativamente diferente entre los grupos de edad. Un 80% de las personas mayores de 55 años informaron estar extremadamente orgullosos o muy orgullosos. Entre los que tenían entre 35 y 54 años, el porcentaje era del 64%. Sin embargo, para aquellos entre 18 y 34 años, el total fue solo del 48%    

Disminución de la confianza en las instituciones

El lunes, Gallup publicó su encuesta anual sobre la confianza de los estadounidenses en las principales instituciones de la sociedad, incluido el gobierno federal, el ejército, las escuelas, las empresas y otros sectores clave de la sociedad. Los resultados mo eran alentadores.

La encuesta, según Gallup, registró un nivel de confianza «mínimo histórico» en toda la sociedad. En las 16 categorías encuestadas, la encuesta mostró fuertes descensos en 11, descensos moderados en cuatro más y uno sin cambios. La confianza no aumentó en ninguno de ellos.

La disminución más pronunciada se registró en las personas que expresaron “mucha” o “bastante” confianza en la presidencia, que cayó de un ya bajo 38 % el año pasado a solo un 23 % este año. La caída del 15% coincide con la disminución encontrada en otras encuestas en los índices de aprobación del presidente Joe Biden durante el mismo período.

Confianza en la Corte Suprema

La siguiente caída más grande fue en la confianza respecto a la Corte Suprema. El año pasado, el 36 % de los encuestados dijo que tenía “mucha” o “bastante” confianza en el tribunal superior. Este año, la cifra cayó al 25%.

La encuesta se realizó antes de que la Corte Suprema emitiera una serie de fallos controvertidos, incluida la eliminación del derecho constitucional al aborto, la anulación de una ley de Nueva York que restringía la capacidad de las personas para portar armas de fuego ocultas y el bloqueo de la Agencia de Protección Ambiental de tomar algunas medidas para regular los gases de efecto invernadero.

Es difícil estimar cuánto habrían afectado esos fallos a las calificaciones de la corte, porque si bien fueron criticados por muchos en la izquierda política, también fueron elogiados por muchos en la derecha política. Un borrador filtrado de la decisión sobre el aborto de la Corte Suprema se había publicado antes de la encuesta, lo que también puede haber afectado los resultados.

Otras instituciones

El Congreso sigue siendo la institución en la que menos confían los estadounidenses, y aquellos que expresan altos niveles de confianza caen del 15 % el año pasado a un solo dígito, solo el 7 % en 2023.

La policía (45%), el sistema médico (38%), la religión organizada (31%), los bancos (27%) y el sistema de justicia penal (14%) vieron caer sus calificaciones en un 6% año tras año.

La encuesta también mostró una disminución en la confianza en las organizaciones periodísticas. El porcentaje de encuestados que informaron altos niveles de confianza en los periódicos cayó al 16% desde el 21% del año pasado. Las cosas fueron peores para las noticias de televisión, con altos niveles de confianza que cayeron del 16% al 11%.

La única institución que no vio una disminución en la confianza del público fue el trabajo organizado. Pero incluso allí, las noticias no fueron exactamente buenas, ya que el nivel de confianza se situó en solo el 28%.

Política ‘decrépita’

John Halpin, miembro principal del Center for American Progress, un grupo de expertos de tendencia liberal, dijo a la VOA en un correo electrónico que los hallazgos de Gallup son representativos de una tendencia a largo plazo.

“Este no es solo un fenómeno reciente”, escribió. “Los estadounidenses han llegado a la conclusión de que muchas de las principales instituciones de la sociedad estadounidense están corruptas y no han logrado abordar los mayores desafíos del país. La crisis financiera de 2008, la guerra en Irak, la desigualdad económica y regional y el aumento de la política extremista han contribuido a una mayor sensación de declive institucional”.

0Shares