Motores y Viajes

FIAT 500C ABARTH CONVERTIBLE

Semana divertida es la que nos espera mientras probamos y comprobamos cuan agradable es tener un auto con el que no solo podemos transitar por calles y caminos estrechos, estacionar donde los demas no entran, y ademas divertirnos por su relacion peso y potencia que asusta y sorprende a muchos.

Ya conocido y comentado en anteriores entregas, pues todas las versiones las hemos tenido ya para evaluacion, siendo este paquete el que nos faltaba.

La unidad que estamos probando es un convertible con potenciacion Abarth y caja automatica secuencial, y este punto, es precisamente el que nos parece mas flojo, ya que en modo automatico la respuesta y reacciones son lentas al requerir potencia, por cuanto  lo llevamos manual.

Lejos esta’ de ser lo ideal para esta version al equiparlo con esta caja para la potencia que entrega el auto, pero claro, es un producto enfocado al mercado americano.

Su interior es mas bien un 2 + 2, donde con las butacas delanteras retraidas, la habitabilidad en las plazas trasera es casi nula al igual que su porta maletas.

El techo retractil de lona se pliega en 3 secciones siendo eficiente y rapida su respuesta para su operacion, y con la opcion totalmente abierta es muy agradable la circulacion, pues no molestan ruidos ni silbidos externos pudiendose dialogar y escuchar el sistema de audio  disfrutando a pleno cielo.

La propulsion es el conocido 4 cilindros de 1.4 Litros Turbo de 160 caballos de fuerza, y con una caja de 6 velocidades de la que ya hemos dado nuestra opinion.

Naturalmente su rendimiento se muestra favorable dada su relacion peso/potencia, entregando unas 27 millas por galon de combustible combinando ciudad y autopista, aunque claro, dadas las dimensiones reducidas de su tanque de combustible las visitas a reponer el mismo, son frecuentes y hasta incomodas.

Su precio para el mercado americano es a partir de $ 21.990.00 en adelante segun paquete y opciones elegidas, siendo de $ 28.600.00 para la unidad probada.

En suma el 500C Abarth es un muy buen regalo para hacerse, pero atencion que no por pequeño hay que facilitarlo, pues los 160 caballos de potencia merecen respetarlo.

Comments

0Shares