La “paz total” del presidente Gustavo Petro atraviesa uno de sus capítulos más confusos. La ilusión de un cese al fuego bilateral por seis meses con cinco grupos armados fue aterrizada por un inesperado anuncio del Ejército de Liberación Nacional (Eln), el único actor que se ha sentado formalmente con el Gobierno. La guerrilla dejó claro que lo que no se acuerde en la mesa de diálogos, sólo estará sujeto a estudio y que, por más que lo diga el primer mandatario, no se tomará como una decisión.

El que parece haber sido un apresurado anuncio de Petro, resulta ahora una prueba de fuego para la credibilidad del proceso, que hace parte de la columna vertebral de su gobierno: la paz. “Es una señal de improvisación y descoordinación por parte del equipo negociador”, dice el analista León Valencia Agudelo, director de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares). Las declaraciones en contravía confundieron a la opinión pública y a la comunidad internacional y ahora el Gobierno tiene que tomar una decisión sobre las negociaciones que, por el momento, juegan a favor del Eln. Precisamente, el presidente y su gabinete se reúnen durante la noche de este martes para definir si se mantienen con el anuncio.

 
Please follow and like us:
Facebook
Instagram
×

 

Hola!

Gracias por contactarnos,

en que podemos ayudarte?

×