Actualidad

Aseguran que Nancy Pelosi visitará Taiwán y China lanza una nueva advertencia

La cadena de noticias CNN destaca hoy que: La presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, visitará Taiwán como parte de su gira por Asia, según un alto funcionario del gobierno taiwanés y un funcionario de EE.UU., a pesar de las advertencias de los funcionarios de la administración Biden, que están preocupados por la respuesta de China a una visita de tan alto perfil.

Tras conocerse la noticia, China advirtió de las «atroces» consecuencias políticas de la visita de Pelosi a Taiwán y dice que sus militares «no se quedarán de brazos cruzados».

La visita, la primera para una persona titular de la presidencia de la Cámara de Representantes de EE.UU. en 25 años, no figura actualmente en el itinerario público de Pelosi y llega en un momento en que las relaciones entre EE.UU. y China ya están en un punto bajo.

El funcionario de Taiwán agregó que se espera que Pelosi pase la noche en Taiwán. No está claro exactamente cuándo aterrizará en Taipei.

El funcionario estadounidense agregó que los funcionarios del departamento de defensa están trabajando las 24 horas para monitorear cualquier movimiento de China en la región y asegurar un plan para mantenerla a salvo.

La cuestión de Taiwán —una isla autónoma que China reclama como parte de su territorio— sigue siendo una de las más polémicas. El presidente Joe Biden y su homólogo de China, Xi Jinping, lo discutieron ampliamente en una llamada telefónica de dos horas y 17 minutos el jueves, mientras aumentan las tensiones entre Washington y Beijing.

«La cuestión de Taiwán es el tema central más sensible e importante en las relaciones entre China y Estados Unidos», dijo el embajador chino en Estados Unidos, Qin Gang, en el Foro de Seguridad de Aspen en julio.

Biden dijo el mes pasado que los militares estadounidenses se oponían a que Pelosi visitara Taiwán, aunque desde entonces se ha negado a dar más detalles sobre las advertencias. La Casa Blanca dijo que depende de la presidenta de la Cámara de Representantes a dónde viaja, y que ellos tienen poco que decir en su decisión.

Sin embargo, los funcionarios de la administración han trabajado durante las últimas semanas para explicar los riesgos de una visita a Taiwán en las reuniones con Pelosi y su equipo. El secretario de Defensa, Lloyd Austin, dijo recientemente que había discutido una visita a Asia con Pelosi.

La administración tiene especial cuidado con la seguridad de Pelosi cuando viaja al extranjero porque está en la línea de sucesión presidencial.

A los funcionarios de la administración les preocupa que el viaje de Pelosi se produzca en un momento especialmente tenso, ya que se espera que Xi busque un tercer mandato sin precedentes en el próximo congreso del Partido Comunista Chino. Se espera que los funcionarios del partido chino empiecen a sentar las bases de ese congreso en las próximas semanas, lo que presionará a los dirigentes de Beijing para que se muestren firmes.

Los funcionarios también creen que los dirigentes chinos no comprenden del todo la dinámica política de Estados Unidos, lo que lleva a un malentendido sobre la importancia de la posible visita de Pelosi. Los funcionarios dicen que China puede estar confundiendo la visita de Pelosi con una visita oficial de la administración, ya que tanto ella como Biden son demócratas. A los funcionarios de la administración les preocupa que China no separe mucho a Pelosi de Biden, si es que lo hace.

Pelosi ha sido durante mucho tiempo una crítica del Partido Comunista Chino. Se ha reunido con disidentes prodemocráticos y con el Dalai Lama, el líder espiritual tibetano exiliado que sigue siendo una espina en el costado del gobierno chino. En 1991, Pelosi desplegó una pancarta en blanco y negro en la plaza de Tiananmen de Beijing para conmemorar a las víctimas de la masacre de 1989, que decía: «A los que murieron por la democracia». En los últimos años, expresó su apoyo a las protestas prodemocráticas en Hong Kong.

La embajada china en Estados Unidos se ha opuesto a su esperado viaje, que estaba previsto para abril antes de que Pelosi diera positivo por covid-19, instando a los miembros del Congreso a que le digan a la presidenta que no lo haga.

«Yo diría que la embajada china ha ejercido una presión total para desalentar el viaje a Taiwán», declaró a CNN el representante demócrata de Washington Rick Larsen, copresidente del grupo de trabajo Estados Unidos-China del Congreso. «No creo que sea asunto suyo decirnos lo que debemos hacer. Ese fue mi mensaje de respuesta».

0Shares