Negocios

Winston Capital, navega esta tormenta.

Demás está decir que estamos ante una crisis de salud, política y económico-financiera que nunca hemos visto en nuestras vidas. En mis treinta años de carrera como banquero privado siempre nos referíamos a cualquier estadística no más allá de la Segunda Guerra Mundial. Se entendía que después de aquel gran conflicto bélico que dejó más de cincuenta millones de muertos se estableció un nuevo orden mundial. Instituciones como las Naciones Unidas, El Banco Mundial el Fondo Monetario Internacional el Banco Interamericano de Desarrollo y muchas más fueron creadas para evitar otra calamidad de proporciones similares. Gran parte de las instituciones de orden económico-financiero fueron creadas con la idea de que gran parte del causante de la Segunda Guerra fueron los fuertes desequilibrios económicos del Tratado de Versalles y la Gran Depresión del 30. Ésto causó el nacimiento de regímenes totalitarios y extremistas que precipitaron la gran conflagración. La principal misión de estas entidades es prestar ayuda a países con momentarios desequilibrios económicos para evitar mayores daños o Recesiones que se conviertan en Depresiones.

La última vez que el PBI mundial registró crecimiento negativo fue en 1945. Desde ahí hasta hoy el mundo siempre ha tenido crecimiento positivo aun en las peores Recesiones de tipo global y nunca ha habido una Depresión.

Hoy lo que estamos viviendo nos obliga a mirar data de comienzos del siglo pasado para tratar de entender y modelar lo que está ocurriendo en el mundo. Miramos cosas como la crisis del ‘29 y la gran Influencia Española de 1918-20 que se cobró entre 50 a 100 millones de vidas un 5% de la población mundial de ese momento.

Todas estas comparaciones se hacen muy difíciles, el mundo de hoy es UN SIGLO más tarde que aquella crisis; un mundo donde no existían los aviones, los automóviles como hoy, la televisión, el internet, los medios sociales, los teléfonos inteligentes, la medicina moderna y miles de otras cosas similares. Muchas de esas comparaciones se hacen muy difíciles sino imposibles y hasta carecen de mucho asidero con la realidad.

Teniendo en cuenta todos estos factores vamos a tratar de hacer un mapa de como navegar esta tormenta.
Les dejo por ahora el tema de la Pandemia a Miguel y a Luiz que están escribiendo en detalle sobre esto. Pero en resumen se estima que la mortalidad va rondar el 8-10% en los países desarrollados con un nivel de infección de 8000 casos por millón cuando la Pandemia termine. No hay data aún confiable sobre cómo esto va a afectar a Países Emergentes.

Como dijimos muchas veces en nuestras videoconferencias de Despierte con Winston la volatilidad del mercado es totalmente racional.

El mercado está reaccionando a las noticias día a día y a veces minuto a minuto. Sin la posibilidad de poder modelar los tradicionales agregados de ventas y ganancias futuras para las empresas y el movimiento de PBI y los grandes agregados para los países navegar esta tormenta es como estar en un barco en el medio del océano sin gps o brújula; muchas veces uno no sabe si está yendo o viniendo. Es fácil entrar en pánico y tomar decisiones irracionales.

Sin embargo podemos hacer algunas predicciones más o menos certeras
Está crisis va a pasar en algún momento, la enfermedad tiene cura para la mayoría de los infectados. El contagio es muy agresivo pero la mortalidad es baja comparada con otras grande enfermedades como el Sida, Ebola, Mers u otras
Las estructuras de producción: fábricas, sistemas, logística transporte, rutas están todas intactas. Cuando esto pase todos vamos a volver a nuestros lugares habituales de trabajo
La gente no está consumiendo más que lo esencial, con lo cual hay una enorme cantidad de consumo reprimido que en su momento va a volver a la normalidad.
Las autoridades político-sanitarias parecería que han reaccionado con tiempo y las medidas que se han tomado de prevención y remedio están dando buenos resultados hasta ahora.
Las sociedades afectadas y sus instituciones se encuentran intactas y funcionando. La mayoría de la gente hace caso a las autoridades y las instrucciones de Distanciamiento Social a seguir. Casi todas ellas acomodadas a los usos y costumbres de cada país o incluso región o ciudad.

El principal problema financiero-económico en este momento es el Cash Flow

Desde el trabajador jornalero más humilde que vive en la economía informal viviendo día a día con lo que gana, hasta Tim Cook el CEO de Apple la empresa más grande en capitalización bursátil y la más sólida financieramente; todos están preocupados por el manejo del poco o mucho cash que tienen disponible en este momento.

Nadie sabe que tan largo va a ser el Parate Económico y por lo tanto están tratando de acumular la máxima cantidad de cash posible para hacer frente a la incertidumbre de cuando los gobiernos van a sonar la sirena del Todo OK (All Clear). Para aquellos que manejan o asesoran portafolios de inversión está debería ser la misma recomendación y approach de cómo manejar los portafolios. Este no es el momento para ser el héroe y tratar de maximizar ganancias.

¡Armar una reserva importante de cash es paramount! Luego vamos a tener oportunidades de buscar inversiones interesantes.

Nuestra propuesta es de construir un Portafolio de Barbell, cash y alta liquidez por un lado y acciones líquidas por el otro. Acá les acercamos nuestra lista A de acciones a comprar, aquellas compañías que están protegidas o incluso se benefician por las medidas de confinamiento y otras que se debería recuperar muy pronto apenas termine la pandemia.

Para los que quieren algo muy especulativo (no es nuestra recomendación) hicimos la Lista B, aquellas empresas muy castigadas y que en un rebote pueden tener retornos muy altos.

Mientras tanto sigan a Winston día a día para mantenerse informado.

Lista A: https://docs.google.com/…/1sSOEVpZ0y57ByIRrC7n5x81KCD…/edit…

Lista B:
https://docs.google.com/…/1OlogGBHzi6BZSG3esiqe-IMv8C…/edit…

Comments

0Shares