Actualidad

Trump pide a EEUU que “piense en grande” y siga su política nacionalista

Radio Miami Color – “En la Actualidad” –

El presidente Donald J. Trump fue al Congreso este martes y pidió a los estadounidenses que pensaran en grande. “Se acabaron los tiempos de pensar en pequeñeces. El tiempo de las luchas triviales se ha quedado atrás”, dijo el mandatario en su primer discurso a la nación, interrumpido más de 80 vece
por los aplausos de la bancada republicana, dice en otro enfoque de su discurso el Diario Las Américas de Miami.

“A partir de ahora, Estados Unidos se verá fortalecido por nuestras aspiraciones, no por la carga de nuestros miedos, inspirados por el futuro y no guiados por los fracasos del pasado y guiados por nuestra visión y no ciegos por nuestras dudas. Les pido a los ciudadanos que abracen esta renovación del espíritu estadounidense. Les estoy pidiendo a los miembros del Congreso que se me unan a soñar en grande”, enfatizó el mandatario.
Pero dejó a muchos de fuera, como los inmigrantes de pocos recursos. Al momento de definir sus nuevos proyectos migratorios abogó por la absorción de inmigrantes “apartándonos del sistema actual (de aceptar) una inmigración poco preparada (profesionalmente) y, en su lugar, adoptar un sistema basado en méritos propios”, como “la capacidad de poder sostenerse a sí mismos” al ingresar a Estados Unidos.
Para Trump, este nuevo sistema “ahorrará un sinfín de dólares, incrementará los salarios de los trabajadores y ayudará a las familias con problemas, incluyendo las inmigradas, a acceder a la clase media”. Aunque no pronunció nunca el nombre de México, el presidente renovó su propósito de construir el “gran muro” en la frontera sur pero se abstuvo de precisar si el país azteca asumirá el costo, tal como prometió durante la campaña presidencial.
Sus palabras contrastaron con la disposición que manifestó horas antes ante un grupo de presentadores de televisión cuando, sorpresivamente, dijo que “ha llegado el momento de buscar una solución para integrar a los indocumentados, siempre que haya un acuerdo bipartidista en ese sentido”.

El detalle no fue abordado en el discurso, excepto cuando afirmó que cree “que una reforma migratoria positiva y real es posible, mientras se concentre en los siguientes objetivos: mejorar el trabajo y los salarios de los estadounidenses, reforzar la seguridad de la nación y restaurar el respeto por la ley”. Y, posteriormente, cuando expuso sus ideas para el despegue económico dejó una cierta ambivalencia al proponer que se proceda guiados por “dos principios básicos, comprar productos estadounidenses y contratar a estadounidenses”.
Sin embargo, lanzó leña al fuego cuando anunció la creación de una nueva oficina federal que, a todas luces, provocará aún más controversia. Se trata de una oficina que atienda a las víctimas de los inmigrantes. “He ordenado al Departamento de Seguridad Territorial crear una oficina que sirva a las víctimas estadounidenses. La oficina le llamará VOICE (por sus siglas en inglés), Victimas de la Criminalidad de la Inmigración”.
El anuncio fue hecho en el marco de una extensa denuncia que el presidente hizo sobre la seguridad interna del país donde, en su opinión, la delincuencia está rampante y cada día que pasa cobra más vidas inocentes, civiles o policiales. En la audiencia, dijo: “Están invitados cuatro familiares de víctimas de inmigrantes indocumentados”.
Por lo demás, el discurso de una hora constituyó una muestra de su pensamiento nacionalista y aislacionista, cuando defendió la necesidad de darle una vuelta al estado de la economía nacional, donde el producto estadounidense se encuentra relegado a favor de las importaciones “desenfrenadas y prejudiciales”. Trump abogó por la creación de mecanismos aduaneros que defiendan la producción estadounidense.

“Tenemos que accionar el motor de la economía estadounidense, facilitando a las empresas sus negocios en Estados Unidos (pero) dificultar aquellas que quieran irse del país. Ahora mismo, a las empresas estadounidenses les imponen uno de los impuestos más altos del mundo”, dijo el presidente. Es más, agregó posteriormente, “cuando exportamos mercancías fuera de Estados Unidos muchos países nos obligan a pagar impuestos y aranceles muy altos, pero cuando las empresas extranjeras exportan para Estados Unidos, no les cobramos nada o casi nada”.
Es por ello, que “mi equipo económico está rediseñando una reforma fiscal histórica que reducirá los impuestos de modo que puedan competir con cualquiera. Al mismo tiempo le daremos un hachazo a los impuestos de la clase media. Es la única forma de poder competir”.
Por otro lado, siguiendo su idea de ampliar el poderío militar de Estados Unidos en el mundo, el presidente Trump demandó del Congreso uno de lo mayores aumentos del presupuesto militar “de la historia” para “reconstruir las fuerzas armadas. El presidente pidió el incremento de 54.000 millones de dólares a un presupuesto que ya ronda los 600.000 millones. Los fondos serian transferidos con la reducción de los presupuestos de otras agencias federales, como el Departamento de Estado, la Agencia de Protección del Medio Ambiente y en las ayudas al exterior.
“Para mantener a Estados Unidos seguro, debemos proporcionar a los hombres y mujeres de las fuerzas armadas las herramientas que necesitan” porque “los retos que enfrentamos como nación son grandes. Pero nuestro pueblo es aún mayor. Y nadie es más grande o valiente que aquellos que luchan con el uniforme de Estados Unidos”, dijo también Trump.

Como era de esperar, el mandatario dedicó parte de su discurso a los esfuerzos antiterroristas, insistiendo en su política de llevar a cabo un mayor escrutinio para impedir el ingreso a Estados Unidos de exponentes del “extremismo radical musulmán”. La expresión provocó cierta controversia dentro de la Casa Blanca cuando el borrador del discurso estaba siendo preparado. El asesor nacional de Seguridad, general H. R. McMaster, pidió a Trump que no incluyera la frase porque podría “herir innecesariamente al mundo musulmán”. Pero el mandatario le dijo tajantemente que no, reveló la cadena CNN.
“No podemos permitir que se forme una cabeza de playa del terrorismo dentro de Estados Unidos. No podemos permitir que nuestra nación sea un santuario para los extremistas. Mi Gobierno está enfrascado en mejorar los mecanismos de escrutinio y listo para nuevos pasos para mantener seguro a nuestro país, y para que los que nos quieren hacer daño se queden fuera”, enfatizó Trump, recibiendo una de las mayores ovaciones de la jornada.
Trump reiteró, además, su intención de aprobar próximamente nuevas medidas que sustituyan su controversial orden ejecutiva que impide temporalmente el ingreso de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana y que fue derrotada en los tribunales. “No se trata de ser compasivo, sino temerario (porque) no podemos permitir la entrada sin control desde lugares en los que no podemos hacer los escrutinios apropiados”, subrayó.
A su vez, Trump manifestó su intención de seguir dentro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, una vez que “nuestros aliados ya están asumiendo sus responsabilidades financieras. Les puedo decir que después de conversaciones fructíferas el dinero ya está ingresando”.

Por otro lado, en lo que definió como la necesidad de reconstruir la infraestructura del país, Trump pidió al Congreso que apruebe un presupuesto adicional de 1.000 millones de dólares para invertir en la modernización y la creación de “millones de empleos”
“Hemos gastado billones de dólares en el extranjero, mientras nuestra infraestructura se ha desmoronado estrepitosamente. Hemos gastado 6.000 millones en el Medio cuando con esa cantidad, se podría haber reconstruido el país dos veces. Vamos sustituir las infraestructuras obsoletas por nuevas carreteras, puentes, túneles, aeropuertos y ferrocarriles”, prometió Trump.
“Esta es nuestra visión. Esta es nuestra misión. Pero sólo podemos lograrla juntos. Somos un pueblo con un destino. Tenemos la misma sangre y todos saludamos a esa gran bandera estadounidense. Y todos somos hechos por el mismo Dios”, concluyó el presidente.
Solo hubo una palabra que faltó en su discurso. Nunca pronunció la palabra “democracia”, finaliza el Diario Las Américas.

Share Button

En la Actualidad, Radio Miami Color Division Noticias

“En la Actualidad” es el espacio informativo diario de la División Noticias de Radio Miami Color. Conducido y dirigido por el periodista Horacio Mayer de vasta trayectoria en radio, TV y prensa escrita, se transmite de lunes a viernes a las 5 de la tarde con repetición a las 10 de la noche. Se resumen las principales y mas interesantes noticias de la jornada, provenientes de los principales medios de comunicación de Estados Unidos y el Mundo, en un estilo comentado, claro y objetivo. También se incluyen noticias propias a cargo de corresponsales especializados. Desde Europa las noticias son traídas directamente por Alvaro Peralta Techera, ubicado en Vigo, España, todos los martes y jueves. La información deportiva mundial proviene de Montevideo, Uruguay, y está a cargo de Marcelo Gabriel Idarreta, la Voz del Gol, los lunes y viernes, detallándose los que sucedió y va a suceder en el mundo del deporte. La noticia politica de la semana es destacada y comentada por el periodista y corresponsal de agencias internacionales, Jorge Mederos, desde Chicago, Illinois, todos los miércoles. Martes y Jueves, desde Montevideo, Mariela Monteiro y Jorge Bresler nos traen las noticias del Cono Sur,(Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay) mientras que los miércoles la informacion de "motores y viajes"está a cargo de Daniel Romagnoli. miembro de la Asociación de Periodistas de Automovilismo de la Florida. La Coordinación y Audiocompaginación de este espacio de noticias está a cargo de Marcelo Ruiz. Somos un equipo periodístico profesional, trabajando para usted en Radio Miami Color, una radio para disfrutar y estar informado.