Actualidad

“TOLERANCIA CERO”: LA MAYORIA DE LOS CASOS CRIMINALES CONTRA

INMIGRANTES “CAEN” EN LAS CORTES.

Univisión Noticias destaca hoy que: “El presidente Donald Trump se jacta de arrestar inmigrantes que según él ponen en riesgo la seguridad de Estados Unidos. Sin embargo, cifras oficiales revelan que el Departamento de Justicia liderado por William Barr lleva un año reduciendo la cantidad de casos criminales que inicia en contra de inmigrantes.

El Departamento de Justicia (DOJ en inglés) presentó en octubre del año pasado 8,315 nuevos casos migratorios criminales, un 37.4% menos frente a los 13,286 iniciados en el mismo mes del año previo.

El declive en la cantidad de casos iniciados por el DOJ se dio también en medio de una reducción en el número de casos que las agencias migratorias del Departamento de Seguridad Nacional (DHS en inglés) llevan ante él.

En concreto, la Patrulla Fronteriza, la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE en inglés) y la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS en inglés) refirieron en octubre del 2019 al Departamento de Justicia 4.2% menos casos criminales que en octubre del año previo, de acuerdo con los últimos datos a los que tuvo acceso el Centro de Información y Acceso de Registros Transaccionales (TRAC en inglés) de Syracuse University.

TRAC hace énfasis en que si bien esas oficinas pueden investigar tanto violaciones civiles como criminales, solo pueden tomar acción en los aspectos civiles y deben enviar cualquier asunto criminal al Departamento de Justicia, que finalmente decide si procede avanzar con un caso criminal.

El gráfico a continuación muestra cómo las tres agencias migratorias –CBP, ICE y USCIS– han llevado casos criminales ante el Departamento de Justicia. CBP es por lejos la agencia que más casos presenta al DOJ. El gráfico evidencia un fuerte incremento en los casos que según CBP requerían de una acusación criminal por parte del Departamento de Justicia entre inicios del 2018 hasta octubre de ese año.

En ese período, detalló el TRAC, los casos más que se duplicaron, de 5,000 a principio del 2018 a cerca de 11,000 en octubre de 2018. Luego, comenzaron a bajar de forma sostenida en el último año.

La ‘mano dura’ de Sessions

En su análisis, los investigadores de la universidad se preguntaron cómo era posible que la cantidad de casos referidos haya descendido cuando, en la frontera, habían aumentado los cruces de migrantes. «La explicación más simple debería ser que, si el porcentaje de referidos criminales es constante, el incremento en el número de cruces en la frontera lleve a un aumento en los referidos. Sin embargo, la tendencia en los referidos de CBP no muestra con precisión la tendencia de detenciones de la Patrulla Fronteriza a lo largo de la frontera suroeste», destacó el TRAC.

«De hecho, justo cuando las detenciones comenzaron a aumentar significativamente en marzo de 2019, las acusaciones (del DOJ) comenzaron a caer», agregó.

Pero, ¿por qué han caído si la política migratoria de ‘tolerancia cero’ de Trump se supone que sigue siendo la misma? La respuesta, según el TRAC, tiene nombre y apellido: el ex fiscal general Jeff Sessions.

«Encontramos que los referidos no fueron impulsados por las tasas de cruces ilegales en la frontera, sino por decisiones de política exigiendo a CBP y a los fiscales federales enfocarse en crímenes específicos en pos de una acusación federal», explicó el TRAC. Esa exigencia tuvo su punto más álgido en abril del 2018, recuerda el TRAC, cuando Sessions anunció la política de ‘tolerancia cero’ para quienes crucen la frontera de forma ilegal. Y ello llevó a un incremento en los casos criminales iniciados contra migrantes.

Sin embargo, con la salida de Sessions en noviembre de 2018, esos casos empezaron a descender.

«Tras la renuncia del ex fiscal general Sessions, quien personalmente abogó para que se priorizaran los casos criminales por la entrada ilegal (al país), esas acusaciones cayeron. Otras demandas compitieron por la atención de personal», dijo el TRAC.

Sessions salió del Departamento de Justicia tras 22 meses en los que cambió tantas reglas como pudo bajo el paraguas de la política de ‘tolerancia cero’ de Trump. Desde quitarle poderes a los jueces de inmigración hasta cancelar miles de casos de deportación que permanecían dormidos, algunos desde hace más de dos décadas.

Sin embargo, el político se fue incumpliendo con su ‘tolerancia cero’, pues los números del TRAC muestran que la cantidad de casos criminales que inició nunca equiparó el número de personas que cruzaron la frontera de forma ilegal.

Comments