Saludable

Ser maduro es mucho más que ser obediente

La mayoría de las personas viven para cumplir con los protocolos y no tienen idea de lo que realmente son. Fueron creados para obedecer y hacer sin ninguno sentido crítico. Si todo el mundo lo hace, también yo debo hacerlo. Si mis padres me lo dijeron, yo lo creo. Si el experto lo dijo,  está acertado. Y en caso de duda, preguntar a alguien qué camino tomar. Ellos no son responsables de sí mismos, entregan la responsabilidad de los errores y aciertos a los demás.

Para estas personas, la madurez significa ser igual a todos, estar en el promedio de la llamada normalidad. No fueron creadas a confiar en sí mismas, no fueron creadas para desarrollar el propio poder de discernimiento. Carecen de la intuición. Siempre piensan en los manuales, en lo que está escrito. Y no se dan cuenta de que la vida es mucho más dinámica que eso. La vida pide y da mucho más de lo que está escrito. No se dan cuenta de que sus padres y sus entrenadores también no resolvieron sus vidas. Y al seguir la orientación de aquellos que están perdidos, se quedarán perdidas también.

Esto no significa que usted no se informe, que no escuche a la opinión inteligente de quien es realmente maduro. Pero cada uno debe tener su propio desarrollo.
Madurar es otra cosa. Significa que usted está dedicado al proceso de autoconocimiento. Y así, pregúntarse todo el tiempo lo que sirve o no para uno mismo. Para que la real madurez ocurra es necesario questionarse, poner un tamiz en las órdenes impuestas, y reconocer lo que es bueno o no para si, de hecho. Para madurar es necesario equivocarse mucho, y poco a poco, reconocer los errores, y encontrarse. Para madurar tiene que experimentar. Y a partir de su experiencia de vida, entender  que usted es único.

Lo que siente es suyo y sólo suyo. Nadie puede decir que su sentimiento es correcto o incorrecto. Sólo uno mismo es quien puede decir si desea algo o no, o donde usted quiere ir. Sólo usted puede decider su propia vida. Así, de esta forma, usted madura. Alcanzará la madurez real, que es muy diferente de ser un mero cumplidor de órdenes.
Sergio Savian – psicoanalista especializado en relaciones

Share Button

En la Actualidad, Radio Miami Color