Roma. En esta ciudad, el viernes anterior a la Pascua se llama “Venerdì Santo”, es decir, el Viernes Santo, el día en que Jesucristo fue crucificado. Muchos italianos optan por ayunar o comer una dieta que consiste solo de pescado en este día. Para observar el día de luto de la Iglesia Católica, cada estatua y cruz en las iglesias está cubierta por un paño negro o púrpura. – Jerusalén fue el lugar donde crucificaron a Jesús según la Biblia. Por lo tanto, tiene sentido que el Viernes Santo sea un día festivo muy espiritual y ritual para la ciudad.