Alrededor de las 11 de la noche, el presidente Emmanuel Macron anunció: “Se ha evitado lo peor. La fachada y las dos torres principales no se derrumbaron”. A primera hora de la mañana del martes, el incendio estaba bajo control, y la brigada de bomberos anunció que el incendio se había extinguido nueve horas después de que comenzara. El incendio fue un accidente, según Valérie Pécresse, presidenta de la región de Île-de-France en la que se encuentra París. Se ha abierto una investigación