Actualidad

Las filas del miedo: cientos de inmigrantes colapsan los servicios de asesoría legal gratuita

Radio Miami Color – “En la Actualidad” –

Llegó marzo y Mardoqueo García, de 69 años, sigue sin iniciar un proceso migratorio. Este es el cuarto miércoles consecutivo que espera pacientemente afuera de las oficinas de la organización angelina Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN), una de las que en los últimos meses ha visto cómo centenares de personas pasan la noche a la intemperie para poder presentarles sus inquietudes migratorias, dice un informe especial de Univisión Noticias, publicado en su Portal de Internet.
Esta mañana, la fila serpenteaba desde la banqueta, subía por las escaleras de acceso, pasaba por su recepción, subía al segundo piso y concluía en un salón. Los primeros llegaron alrededor de las 4 de la madrugada.
“Estoy en un limbo y no hayo a dónde recurrir porque todo está ocupado”, dice García, un salvadoreño al que le urge naturalizarse para así apoyar la legalización de su hija menor. Por eso, este miércoles él llegó de madrugada a CARECEN, pero volvió a encontrarse con una fila larguísima. Nuevamente se quedó sin poder conversar con uno de los abogados que ofrece consultoría gratuitamente.

Cada miércoles, los consejeros jurídicos de CARECEN empiezan a tomar casos a las 9 de la mañana.
Esto ocurre, de acuerdo a representantes del organismo, desde que Donald Trump asumió la presidencia de Estados Unidos y sobrepasa cualquier otro período de peticiones de alivios migratorios en años recientes.
“Esto yo nunca lo he visto”, afirmó Tessie Borden, portavoz del grupo, quien calcula que el volumen de solicitudes de servicios se ha incrementado un 400%, comparado con las últimas semanas del gobierno de Barack Obama. Cada miércoles, aseguró Borden, llegan más personas.
El mexicano José Rodríguez llegó a las 7:30 de la mañana y dudaba alcanzar turno. “¿A dónde puedo ir?”, preguntaba desesperado. “Le hablé a un abogado, quedó de regresarme la llamada y nada. Ya pasaron dos semanas”, continuó quien vive en Los Ángeles desde hace 12 años.
A media fila, Leticia Soliz, una guatemalteca de 62 años, contaba que era la segunda ocasión que intentaba conversar con un abogado de CARECEN. Ella es residente permanente, pero duda si la dejarán reingresar a EEUU si viaja a su tierra natal, porque hace 20 años se le acusó de un delito menor.

“Con todo esto que se oye vengo a preguntarle a un abogado si iré a tener problemas cuando regrese, porque no quiero que me nieguen la entrada”, dijo.
¿Qué hará su hoy no logra ver al abogado?, se le pregunta.
“Volveré a madrugar el otro miércoles”, respondió.
Cuando dan las 4 de la tarde concluye la jornada de consultas en CARECEN. Quienes se han quedado fuera, tendrán que probar suerte la próxima semana, o levantarse antes. Nadie guarda la plaza, tampoco se dan citas.

Termómetros del miedo

La Coalición de los Derechos Humanos de los Inmigrantes en Los Ángeles (CHIRLA) ofrece ese tipo de servicios legales gratuitos tres veces por semana. El volumen de gente que acude hasta su sede excede mucho su capacidad de respuesta. El martes, más de 100 personas, el pasado sábado fue algo similar.
“Para ayuda legal hay una gran necesidad y nosotros somos una gotita en un mar”, dijo Jorge Mario Cabrera, vocero de CHIRLA.
Cada jornada, decenas de personas se vuelven a casa sin ser atendidos. CHIRLA solo toma 20 casos diarios -martes, jueves y sábados-, cuanto más temprano se llegue, más opciones hay de ser uno de los afortunados.

“Quisiéramos atender a todos, pero no podemos por razones de presupuesto”, se disculpaba una representante de CHIRLA ante varias personas que el sábado pasado no fueron atendidas. “Vengan el martes o el jueves porque viene menos gente”, sugirió.
Pero ese martes (28 de febrero) más de un centenar de personas volvió a competir por entrar en el cupo de 20. El grupo ofrece 40 plazas más solo para las naturalizaciones. “La gente se está formando a las 5 de la mañana o incluso más temprano”, señaló Cabrera.
CARECEN y CHIRLA han sido seleccionadas por el Concilio de Los Ángeles para recibir un fondo de un millón de dólares, cantidad con la que empezarán a contar en mayo. No obstante, ese monto está dirigido a brindar apoyo a los procesos de ciudadanía y a realizar talleres informativos, por lo que no resolverá la carestía de recursos para atender la creciente demanda de asesoría legal.

“El teléfono no para de sonar”

Los despachos jurídicos contactados por Univision Noticias están experimentando una situación similar. Los inmigrantes indocumentados llaman pidiendo que un experto les eche una mano para ver cómo escapar de las deportaciones del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

“El teléfono no para de sonar”, comentó la abogada Margarita Manduley, quien señaló que en febrero abrió más casos migratorios que ningún otro mes desde 2008, cuando se estableció su bufete. “Tenemos todas nuestras citas ocupadas. Hasta abril no tenemos ningún espacio”, afirmó.
Manduley indicó que el común denominador de las personas que recurren a sus servicios es el miedo a que los regresen a sus países de origen.
“Están aterrados y temen caer en una redada”, dijo Manduley.
Su socia, la abogada Mariela Camisassa, ha notado en las consultas iniciales que varias personas eran elegibles para un alivio migratorio desde hace años, pero nunca antes habían pedido que se revisaran sus casos. “Creo que la demanda va a subir porque la gente está desesperada”, señaló.

Trámites consulares

La situación que experimentan las organizaciones comunitarias y los bufetes no se vive con la misa intensidad en los consulados.
La sede diplomática mexicana en Los Ángeles no respondió inmediatamente a la solicitud de cifras recientes sobre los trámites de documentos a sus connacionales.

Datos de enero a noviembre de 2016 muestran que ese consulado vio un aumento de un 33% de las gestiones para pedir la ciudadanía mexicana, comparado con el mismo período de 2015.
“Hay una situación de incertidumbre y la gente acude al consulado para consultar y obtener información sobre documentos”, dijo a mediados de enero Adriana González Félix, cónsul de asuntos jurídicos.
La sede diplomática de El Salvador en Los Ángeles solo ha registrado un “leve” incremento en la atención a sus compatriotas. Pero su titular, Mercedes López, no descarta que pronto tengan que atender más allá de los 800 documentos que tramitan cada día.
“Estamos previniendo cómo vamos a reforzar esas áreas”, dijo la funcionaria, según este pormenorizado informe de Univisión.

Share Button

En la Actualidad, Radio Miami Color Division Noticias

“En la Actualidad” es el Programa de Noticias de Radio Miami Color. Conducido y dirigido por el periodista Horacio Mayer de vasta experiencia en Radio, Televisi.ón y Prensa escrita, se transmite de lunes a viernes a las 5 de la tarde con repetición a las 10 de la noche. Se resumen y comentan las principales y mas interesantes noticias de la jornada, publicadas en los diferentes medios nacionales e internacionales. Se incluye la intervención de Corresponsales en diferentes partes del Mundo.y especializados en muy variados temas. Desde Europa, Alvaro Peralta Techera, ubicado en Vigo, España tiene a su cargo las noticias del Viejo Continente.. Desde Montevideo, Mariela Monteiro y Jorge Bresler están a cargo de la Informacion del Cono Sur (Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, Julian Bustamante desde la ciudad de Mexico, nos resume las principales novedades del pais azteca, Jorge Mederos desde Chicago Illinois, nos brinda la Nota Politica de la Semana. La información deportiva Internacional está a cargo de Marcelo Gabriel Idarreta, La Voz del Gol, directamente desde Uruguay. El periodista especializado en automovilismo Daniel Romagnoli, nos trae todas las novedades del deporte del Motor, Viajes y Turismo. Las últimas novedades del acontecer del espectáculo y el entretenimiento en Miami, son actualizadas por Erika Mayer. La Coordinacion y Audiocompaginación las lleva adelante Marcelo Ruiz. Son 10 profesionales cuyo principal cometido es mantenerlo real y objetivamente informado, porque Radio Miami Color es una Radio para disfrutar y estar libremente actualizado.