Actualidad

HURACAN SALLY INGRESÓ A EE.UU. CON CASTRÓFICAS CONSECUENCIAS

Univisión Noticias destaca hoy que: Sally azotaba este miércoles zonas del Florida Panhandle y del sur de Alabama como un huracán categoría 1 que dejaba inundaciones «catastróficas» que pueden poner en peligro la vida y ocasionaba la evacuación de decenas de personas en Pensacola.

Sally se movía a apenas 5 millas por hora y se anticipa que arribe al área central de Georgia este jueves y, durante la noche de mañana, a Carolina del Sur. «Sus vientos han bajado a cerca de 80 millas por hora con ráfagas de mayor intensidad. Se espera que se debilite más a medida que se adentre en tierra y que, para la mañana de este jueves, sea una depresión tropical», dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH).
Sally tocó tierra cerca de las 4:45 de la madrugada (hora local) en Gulf Shores como un ciclón categoría 2 con vientos de unas 105 millas por hora, inundando viviendas y tumbando árboles según informó CNN citando al portavoz de la ciudad Grant Brown.

«Comunidades enteras deberán ser evacuadas»
Se espera que sus fuertes lluvias dejen otras 8 a 12 pulgadas de agua desde el oeste de Tallahassee, Florida, hasta Mobile bay, Alabama. Algunas zonas pueden acumular hasta 35 pulgadas de agua.
«Se está presentando una inundación histórica y catastrófica», agregó el CNH.
Esto en parte se debe a que el huracán se mueve lentamente, según el más reciente boletín del CNH.
En Pensacola, Florida, imágenes de la agencia AP mostraban calles inundadas que cubrían casi por completo los automóviles. Allí, los equipos de emergencia habían rescatado a más de 40 personas, incluyendo a una familia de cuatro personas halladas trepadas en un árbol, dijo el alguacil David Morgan citado por esa agencia.
En medio de la emergencia, funcionarios urgieron a las personas usar solo mensajes de texto para comunicarse con sus familiares y dejar las líneas abiertas para las llamadas al 911. «Hay comunidades enteras que tendremos que evacuar. Será una operación tremenda en los próximos días», dijo Morgan.
En Orange Beach, Alabama, cerca de 50 personas debieron ser rescatadas mientras los vientos tumbaban paredes de edificios de vivienda y arrastraban botes tierra adentro, dijeron autoridades.
«Hay algunas personas a las que no hemos podido llegar porque las aguas han crecido demasiado. Pero están a salvo en sus casas, tan pronto las aguas cedan, los rescataremos», dijo el alcalde Tony Kennon citado por AP.
Por otro lado, cerca de medio millón de usuarios se encuentran sin servicio eléctrico en la costa de Alabama y el oeste de Florida, a medida que las condiciones meteorológicas han empeorado, según el monitoreo de Power Outage.
RITMO LENTO Y PELIGROSO
Por su parte la cadena de noticias CNN da cuenta que:El huracán Sally de categoría 1 está azotando el sur de Alabama y el noroeste de Florida después de que tocó tierra el miércoles por la mañana, lo que provocó que se tuvieran que realizar rescates acuáticos, hubo cortes a la energía, los vientos derribaron los árboles y hubo amenaza de inundaciones catastróficas mientras avanza a un ritmo agonizante.

El miércoles por la mañana se llevaron a cabo rescates en aguas altas cuando las casas se inundaron y los árboles cayeron sobre los techos en Gulf Shores, Alabama, dijo el portavoz de la ciudad Grant Brown.
Sally tocó tierra como tormenta de categoría 2 cerca de Gulf Shores alrededor de las 4:45 a.m. CT con vientos sostenidos de 168 kilómetros por hora. A las 8 a.m. CT, se degradó, a 32 kilómetros de Gulf Shores, con vientos de 144 kilómetros por hora.
Con el ritmo lento del huracán Sally, que por lo general avanza a 4,8 kilómetros por hora, algunas áreas ya han acumulado más de 38 cenetímetros de lluvia y podrían recibir hasta 88 centímetros al final de la tormenta.
Las inundaciones han convertido las calles en ríos en Pensacola, Florida, según muestran imágenes de Associated Press. Los fragmentos de escombros peligrosos «se han vuelto demasiado numerosos para enumerarlos», advirtió la policía.
«Nada va a desaparecer pronto», dijo a CNN el director del Centro Nacional de Huracanes, Ken Graham. «Los vientos, las lluvias torrenciales, el movimiento lento y la marejada ciclónica – esta es una situación peligrosa en todos lados».

Comments