Viajes

Circuito altiplano boliviano – Desierto de Atacama – Chaco

Septimo tramo: La Serena – La Herradura

Fue una reunión muy agradable, porque es una familia y siempre fue, muy querida para mí, pero a la vez, intranquila, porque me tenía muy preocupado lo que estaba pasando con mi carro.
Mi familia me ofreció quedarme a dormir y seguir al día siguiente, pero mi ansiosa preocupación fue más grande, y agradeciendo el ofrecimiento, decidí seguir camino esa misma noche.
Al retomar la carretera, no había avanzado ni 5 kilómetros cuando me vi en la obligación de parar para repetir el “ritual” una vez más, ahora ya, un poco más cansado y aburrido, aunque pudiera avanzar un poco.
Resumiendo, para avanzar 100 kilómetros, tuve que parar unas 7 veces y mis brazos ya no daban más, así es que cuando llegué a un control policial, les expliqué la situación y pedí permiso para dormir en ese lugar dentro de mi carro, lo que me fue concedido sin mayor problema.
Al amanecer, la situación seguía siendo la misma y como estaba tan cansado de subir y bajar mi carro, decidí pedir ayuda al que pasara para que me remolcara hasta el próximo lugar que era el puerto de Los Vilos.
Tuve suerte en esto, porque rápidamente una camioneta accedió a remolcarme y a gran velocidad (yo muy preocupado al volante de mi carro esperando que en cualquier momento o una frenada de emergencia, quedara incrustado en la parte trasera de la camioneta) llegamos a Los Vilos que queda a unos 240 kilómetros al norte de Santiago.

 

Comments